Día de laos Muertaos y asuntos de Integración Dimensional


En el orden sagrado de la Naturaleza en nuestro amado hogar Tierra, entre el Equinoccio de Otoño y el Solsticio de Invierno hay un espacio-tiempo en el que el velo que separa a los mundos de 'los vivos' y 'los muertos' se adelgaza…, de manera que la comunicación, la interacción entre esas dimensiones se facilita, sucede de mejor manera que en otros momentos estacionales.   Es el tiempo en el que la Naturaleza está en proceso de soltar todo lo que cumplió su ciclo, dejar espacio para lo nuevo…, y así la vida tenga posibilidad de renovarse.

Ese espacio-tiempo sucede, para el hemisferio norte, alrededor de finales de octubre y principios de noviembre, cuando la energía de la Abuela Otoño ya tiene activo el ciclo del desapego y va camino a enlazarse con la energía de la Abuela Invierno.  Y así, desde tradiciones ancestrales observantes de los ciclos de la Naturaleza (el Samahin celta, por ejemplo), se agarró la costumbre -que se transformó en tradición religiosa- de celebrar el Día de los Muertos entre el 1 y 2 de noviembre…, tiempo muy propicio para honrar esta conexión… en el hemisferio norte.

Más por el 'mal' hábito de copiar las formas y momentos del hemisferio norte, desde dónde sucedieron diversas colonizaciones que resultaron en pérdida de memoria cultural, en el sur planetario se honra el 'Día de los Difuntos' en plena Primavera, cuando la vida no está haciendo revisiones ni depuraciones, sino que está ocupada en renovar y brotar lo nuevo.  Y claro, el velo interdimensional está en su espesor máximo, recordándonos más bien que es tiempo para honrar la renovación de la vida y nutrir el atrevimiento (atrevernos a, sacar la garra, la valentía) para gestionar lo nuevo…, celebrar el renacimiento de la Tierra Madre y sus múltiples criaturas, y hacernos parte integral y consciente del momento NATURAL.

La propuesta es dejar de hacer copy-paste y poner atención para honrar los procesos de las tierritas que habitamos... y así entrar en armonía con el sabio tejido de la Madre Tierra, del Padre Cielo, de la Vida toda ❤.  Entonces, en el hemisferio sur planetario el tiempo de adelgazamiento del velo sucede entre el 4 y 5 de mayo, y es cuando sirve re-unirnos para honrar a nuestraos amadaos que ya han partido, a nuestros linajes, tribus, clanes, manadas..., al tejido de nuestra especie desde su origen.  Es el Buen Tiempo para re-cordar (re=volver a, cordis=corazón, volver a pasar por el corazón) a laos Ancestraos y también un tiempo muy propicio para intercambiar energías entre los dos mundos.  Tanto que desde ese más allá pueden aportarnos… y así también todo lo que desde este más acá podemos aportar laos ‘vivaos’ para la sanación de quienes dejaron temitas sin resolver en esta tercera dimensión. 

¡¡Hay tanto para compartir con nuestraos amadaos!!  Y, principalmentecorazón, re-cordarles CUÁNTO laos amamos, cuán profundo habitan en nuestro corazón, cuanta gratitud tenemos por haber tejido juntaos ese pedazo de encarnación terrenal.


Con alegría, gratitud y mucho AMOR, ceremoniar el tiempo del adelgazamiento del velo… es PURA bendición, PURA medicina.




No hay comentarios:

Publicar un comentario